Click Aprendizaje

Todo error contiene un aprendizaje mayor. Nos gustaría no haber cometido el error, borrarlo, ir hacia atrás y que nuestros actos fueran distintos, pero lo hecho hecho está. Lo ideal sería darnos cuenta antes, estar menos bloqueados y ser algo menos inconscientes, y por lo tanto evitarlo antes de estar metidos de lleno en ello sin poder arreglarlo. Entonces solo nos queda reconocerlo, pedir perdón a los que hemos herido, y rezar para que la próxima vez no vuelva a ocurrir. En ese momento, al que admite se le presenta un regalo, el regalo del aprendizaje, y a veces éste es mayor que el error y de más envergadura. Descifrarlo nos será de gran ayuda para tal vez evitar un mal aún mayor. Podemos dar gracias, y sin quedarnos atascados mirar al frente, y proseguir nuestro camino bien atentos de la siguiente oportunidad de poder aplicar el aprendizaje. En mi caso, el click ha sido que todo es como el karma yoga, que donde nos encontramos podemos servir desinteresadamente a los demás. Antes de entrar en una situación, preguntarme si he de estar ahí y si puedo aprender y aportar. Una vez decidido esto, donde esté darlo todo, estar al 100% con todas las consecuencias. Y si algo no lo quiero hacer por mi, ni tampoco creo que le importe demasiado a los demás, hacerlo por mi pareja, porque a él si le importa, por respeto a él y a los suyos. Tomarlo como practicar karma yoga y hacer feliz al otro. Recuerda, ¿qué haría el amor en este momento? Gracias por este nuevo aprendizaje y por nuevas oportunidades.

Esta entrada fue publicada en Clicks. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>